"Las cosas que digo se me mueren en la boca/Lo que callo, porque lo desconozco/ es lo que más me pertenece" Ana María Cué



sábado, 25 de julio de 2009

Por si la ves - Buenas Vacaciones a todos


Desvelos II


I

No importaron las cicatrices.
La palabra fue un modo de convocarte,
un eco de mi mundo lejano.

II
Sueños que abrieron salidas
clausuraron, mordieron.
Me sentí extranjera en su país,
desterrada del hechizo. Desaparecida.

III

Creí que me sentaba bien
llevar ese traje de piel
de anudados hilos invisibles
que embellecía amándole despacio.

IV
Mirando entre los vagones del tren,
la tejedora de mundos cotidianos
resbaló en la noche.

V

Entregada y desnuda,
cedió palabras y piel
perdiendo su verdadero nombre.
Donde antes estaba su cuerpo
se desvaneció para refugiarse
lejos de la cordura y la ceguera.

VI

Bebe de la noche, come de otra luz.
No llené su mente de palabras encendidas,
suspendí al amanecer en su corazón.

VII

Sorprendieron las metáforas
al Escorpio en tempestad y herido,
borrado en un espacio que le silencia.

VIII

La hechicera del mercado dijo:
Ahora el es tiempo de recibir,
vigila lo que das.

Me regaló un cuarzo rosado.

Torpe y confiada me adentraba en el desierto.


IX

La melodía del cuerpo, el arrullo.
No me cubren unos brazos esta noche,
existo en la soledad de una palabra

X

Pacto de las palabras y las sombras
el vacío mudo del poema.
Después, el silencio.

XI

No me piensa.
Perdida en lo que calla, dice.

XII

Perdida en lo que calla.
Entra y sale de si mismo
un poco cada noche
No importaría ese silencio
Si no causara dolor

Si no hubiera descuidos
me alcanzaría
lo que te pertenece
y nunca dirás



Por si la ves

Es un resplandor suave
de matices y velos,
un verso a la esquina del ciego azar.

Existe si la conoces,
no se revela entregada,
cuando es ignorada huye.

Ella que es como cualquier otra
o puede ser todo de todas las maneras.

Si, ella contiene todos los sueños
en sus visiones sin cerrar,
el eco de todas las voces queridas.

Ella que sólo es un resplandor suave,
un verso a la esquina del ciego azar.



Cansada de ángeles y muertes

Podría ser bella e interesante si lo creyeras.
Nada más fácil en este hoy
de cámara digital , photoshop y el todopoderoso google.
Practicando con interesantes y sugestivas poses lograría ser
traslucida , transparente casi fantasmagórica
vaporosa, ondulante, juguetona
oscura, enigmática, interesante
Conseguiría que la miraras como una novedad
cuando llegaras a casa, aún más borrosa , sinuosa
atrayente y sugestiva que nunca.

Otra criatura del espejo que se pegaría a usted con cola,
inteligente en imágenes y en profundas palabras.
Dentro del cristal la acogerían la belleza y los halagos
como a aquellas que visitaba noche y día,
(cuando él las miraba sin descanso),
llena de envidia y rebelión, frustrada por no alcanzarlas.

Él no entendía su necesidad
no derrochaba ni visitas, ni regalos.

Una noche de invierno sintió que estaba fuera de todo
media vida la separaba de un nosotros.
Olvidó el mejor momento del día: cuando termina el trabajo
se desnuda y deja ser.
(si supieras verla, entenderías).

Preguntándose si consiguió lo deseado,
lo buscado con tanto anhelo,
se liberó en el vómito de un grito.

Es la mujer que no oprime
aunque se levantara tarde en el reparto de talentos.
No tan insignificante como usted piensa señor.
Necesaria, no necesitada, ni perfecta.
Requiere cuidados, tiempo y mimos.

Agradable de beber, no precisa de grandes detalles.
Cansada de descuidos, de ángeles y de muertes.
Donde otras triunfan en el bosque, disfruta de la vida sin cuentos.


© Ina 2009


Para Froi porque dice que no posteo....


Hasta el regreso, Felices vacaciones a todos.


viernes, 3 de julio de 2009

Volar y Licuarse


Dibujo Ina
Volar y Licuarse

Tiemblas en la dulce sábana,
arrodillada entre sus piernas
sientes el golpe del gémido
el desmayo, la desbandada.

A los pies de la cama
conmovidas pieles brillantes
beben la mucosa desangrada.
Logrando el cielo del roce,
humedecidos en la embriaguez.
del morir y resucitar.
Ese latido lunar que es la sed
intacta que al caer te araña.

Aún vuelas
cuando abres la puerta
Y te sumerges al baño,
luz que desnuda la piel
blanca y cálida que aún toca.

Retornas,
demoras que se dé la vuelta
para mirar en los ojos
el beso silencioso del abrazo.

Te veo dormido cuando sale el sol.
Llené toda la noche
tu rostro de suaves besos furtivos,
temerosa a ser descubierta.
.
Sin saberlo,
me verás dormir junto al perfume,
anhelando toda la noche
el abrazo rodante que me atrapa
soñando que me susurras al oído
el esperado latido que no detiene.

Licuarse es llegar demasiado lejos,
es el empezar de nuestra historia
fuera de la vigilia y del sueño
donde estallamos en más viento y lluvia.

No, no tenemos el mismo color
y sin embargo alcanzamos todos.

© Ina 2009
Especialmente dedicado a Angelus en su día "D"