"Las cosas que digo se me mueren en la boca/Lo que callo, porque lo desconozco/ es lo que más me pertenece" Ana María Cué



jueves, 26 de marzo de 2009

Profundo azul


Fotografía Ina


Profundo del azul

Cansada de este insomnio de desvelados sueños.
En este pobre intercambio
voy enlazándome al azul profundo como
si fuera buenos brazos donde arroparse.

A la deriva voy en la niebla,
en el mismo mar lanzo una canción:
“Nunca te pedí nada que no pudieras dar,
nunca te pedí nada que no pudieras hacer.
Te doy la libertad que pediste,
serás libre del mundo que niegas
en la noche que cae del cielo.”

El abismo se acerca.
Cubriéndome el profundo azul
llega el final de mi camino.
No hay tiempo de decir adiós.
No importa el juego que ignora la belleza.
Acaso un día hablen mis sueños
después de esta azul muerte.
Recordándome que ella no es el fin
en la densa red del destino.



© Ina 2009

Inspirada en “ Del huracán a las tierras altas” de Bob Dylan. Escritos y canciones. (traducción Antonio J. Iriarte y Francisco J. Cubero)

Sara,
Esfinge escorpión vestida de calicó

Ahora la playa está desierta salvo por unas algas.... (B.D)








9 comentarios:

Anónimo dijo...

Bellisima la foto, y muy gráfico el poema. Le diste lo que te pidió, pero el problema, como siempre, es que muchas veces las personas no se conforman con lo que les damos. Ellos se lo pierden.
Caminante

fonsilleda dijo...

Quizá la foto lo dice todo, pero no es azul profundo, ni lo necesita.
Deshazte, vierte, deja ir...
El azul y tú haceis buena pareja siempre que no sea para fundiros, muy al contrario, para compartir y apoyar.
Bicos.

Maria Jesús dijo...

Te envío toda la felicidad, la magia y la luz de las hadas. Besos y feliz fin de semana, querida amiga

Angelus dijo...

Excelente querida Ina, un poema con ese reposo que lo hace tremendamente maduro y acompaño de una canción: genial.


Un besote fuerte.

PD: Felicitar también a Sara por la imagen.

Dante dijo...

Un azul increíble. Con la foto exacta para el poema justo. Un gustazo leerlo. Dejo un beso, preciosa.

Simetha dijo...

A veces, cuando llegamos a la calidad de testigo lúcido de los suenios, logramos someter nuestra voluntad a la del mundo onírico, es como darse cuenta que no somos nosotros los que soniamos, ni el que duerme, ni el que está despierto en el suenio, sino mas bien el yo colectivo, algo verdaderamente cósmico que nos utiliza como vía para evolucionar la conciencia humana... Es bello darse cuenta , de que a la sombra del mundo racional, prosperan las misteriosas leyes del mundo onírico, no dudes mi querida Ina, que tus suenios ya han sido hablados y oidos. Bellas tus letras. Dejo mi abrazo.

Alles Liebe
^^(°°)^^

Maria Jesús dijo...

Este poema tan azul me ha llenado el corazón de paz. En él podemos hallar respuestas, serenidad y profundidad. Pues así eres tú: un ser cuyo interior es bello y auténtico. Gracias por ser así y por compartirlo a través de tus hermosos versos

Internautilus dijo...

Precioso poema. Gracias por compartirlo.

entresuelos dijo...

No importa el juego que ignora la belleza.
Acaso un día hablen mis sueños
después de esta azul muerte

versos geniales.

un gran saludo