"Las cosas que digo se me mueren en la boca/Lo que callo, porque lo desconozco/ es lo que más me pertenece" Ana María Cué



domingo, 25 de enero de 2009

En un "No aniversario"

Dibujo Ina
I

Cuando nadie escucha al profeta
en este oscuro invierno
Aquel ser mitológico que un día soñé
el que me enseñaría a pintar, me reharía
llevaría en si mismo música.
Hoy en este mismo día
en el que el profeta dice que nadie llega
que los seres mitológicos ya no existen
y todo aquello es un deshabitado sueño.

En esta solitaria y única noche
le pido que me permita volar
aunque todavía el corazón sangre.
Sin embargo no envidio negras luces,
ambiciono la profecía a la que nadie llega

Probar algo de lo que nunca he tenido
como la rosa que nunca me regaló
la misma que compone el corazón y lo vuelve abrir.

© Ina / Zoe 2009


II

Cuando llegamos a esto
A los amaneceres sin sueño
Al último vagón del tren de la tarde
donde los sueños no son maltratados
Fuera y dentro de todo

Cuando llegamos a esto
Un ángel nos despierta y arropa
con valentía por habernos encontrado

Cuando llegamos a esto
Cada uno con su diferente traje de piel
saborea la magia de la libertad
sin ataduras liberados

El amor llega y se va
pero arriesgamos aún a pesar de saber
que cuando llegamos a esto
el ángel pueda abandonarnos.

© Ina / Zoe 2009

6 comentarios:

fonsilleda dijo...

Ansias merecidas de libertad, de sones y de vuelos, no importa si sangra el corazón, los pétalos de las rosas empaparán la sangre...

Cuando llegamos a esto o a pesar de llegar, hay que seguir arriesgando, por los ángeles, con ese ángel velado que nos tienda la mano.

¡Te echaba de menos un montón!. Tus palabras no se dejan de oir fácilmente. Bicos.

Simetha dijo...

Èsta vez digo, sin esfuerzo: el alma transita mortal pero transformable, entre aquellos mundos y estas verdades... y, los ángeles, los ángeles nos duelen... DEjo saludos.

Alles Liebe
^^(°°)^^

Caminante dijo...

Arriesgamos aun a pesar de saber que cuando llegamos a esto el angel pueda abandonarnos...

Maria Jesús dijo...

Por supuesto, la libertad lo es todo. Es un poema bello pero irradia destellos de tristeza pues nos habla del riesgo del abandono. Sin embargo, a veces merece la pena arriesgarse. Adoro tus poesías, querida Zoe

Froiliuba dijo...

Para angeles de papel... mejor un camionero terrenal.

En finsss, que mejó que me calle que como deje a la tecla volar...

El amor pasado al bote la basura, que como decía aquél " pa poca salú, ninguna"

Dante dijo...

El ángel nunca se va. A veces no podemos verlo pero está ahi. Manifestándose de otro modo. Imperceptible pero cerca. Siempre están cerca. Hermosas letras, corazón. Un beso.