"Las cosas que digo se me mueren en la boca/Lo que callo, porque lo desconozco/ es lo que más me pertenece" Ana María Cué



martes, 27 de enero de 2009

Cansancio ( para un ego)


Dibujo : Ina
Cansancio ( es temporal)


Sé que no soy más que un aprendiz de todo
Sigo sin ser la mujer vanidosa de serlo
ni la sumisa que espera.

En los versos que no parecen serlo
no se encuentra la sutil belleza de antaño.
Me sobran metáforas y vida.
Estoy cansada de lo no obvio.

Un día caminé por senderos solitarios
llena de miedo y temores.
Hoy no los tengo.

Incómoda carga la vuestra
repartidores de glorias y mercancías
escanciadores de belleza en todo cien.
Alicatadores de palabras vanas.
encantadores de serpientes admirados.
Envanecedores y envanecidos.

Belleza sobre el papel, verdad escondida.

Escribo el grito silencioso
cansado de mentiras.

© Ina 2009


Que nadie de los que me leen y que leo se dé por aludido, no es por vosotros… es mi grito hoy 27 de Enero para un ego.

5 comentarios:

Angelus dijo...

Pus hoy tambien, yo quiero disfrutar de tus gritos y no habrá reproches poéticos.

un placer su lectura

y dejo un abrazo a Zoe.

Madame Vaudeville dijo...

Llego aquí desde el reino de Akane. Me encantó su imagen de perfil y su comentario, allí...
Le regalo estas líneas que justo leí hoy en otro blog amigo:

Mujer: Ni sumisa, ni devota. Te quiero libre, linda y loca.

Pues eso.
Un placer.

fonsilleda dijo...

Hace bien en no hacer crítica hoy nuestro Angelus particular, no se puede. Es más, creo que no se debe. No tiene importancia porque mientras no se ahoga el grito, mientras no se silencie y aquiete, todo es piel y duele.
De todas maneras, mañana volveré y releeré porque hay mucha belleza encerrada en este cansancio-grito.

Froiliuba dijo...

Gritemos cada vez que lo neesitemos, alto y fuerte un VETE A LA MIERDAAAAAAAAAAA

y después a disfrutar de nuevo de la vida ue nos queda tanto por vivir y tanto por aprender, porque lo bonito de la vida es eso, cambiar, variar, aprender... siempre estar aprendiendo algo y conociendo gente nueva.

El pasado al cajón del pasado.

Dante dijo...

Esta bien tener cansancio. Porque lo que cansa llega, y además decirlo evita sentirnos indiferentes ante lo que molesta. Bien por ese grito de cansancio. Es necesario cada tanto para que cada vez duela menos. Un gustazo leerte, preciosa.